Chico
Herrera

Las intuiciones servidas

LAS INTUICIONES SERVIDAS

“Seguir escarbando en lo sencillo. Gozar del alivio del reposo en la quietud calmada de la tarde.“ (Sutil, de Chico Herrera) La vida es una suma de paradojas. Por ejemplo, hay quien, para buscar la belleza, decide esperarla saliendo a su encuentro. Quien aúna movimiento y quietud en un mismo instante pero en diferentes planos. Y se queda inmóvil por fuera mientras viaja hacia el centro de su esencia. Quien escarba en su interior, se deconstruye y desarma todas sus certezas —si es que una vez las tuvo— y compone con esas piezas un mural de dudas. Quien, con paciencia de artesano y precisión exquisita, toma cada una de esas dudas y también la desentraña, la desgaja. Y también la desviste. Y sigue desglosando cada fragmento hasta llegar al núcleo, a la base de su existencia que no es más que su propia intuición, ese hilo que une sutilmente la duda con la luz. Y entonces, tras descubrirla, toma en sus manos la intuición desnuda y la guarda, la cuida, la asimila, la ama y la comparte con los suyos. Esto es, precisamente, lo que ha hecho Ángel, el chico de los Herrera, en este álbum: compartir con nosotros sus propias intuiciones —esta cuidada colección de canciones— y servírnoslas para que nos sirvan —como un mapa de lo invisible— hasta hacernos tangible el sentimiento. Chico Herrera desciende en este nuevo trabajo a su ser, a su propio equilibrio. Desciende hasta alcanzar la luz en la hondura y logra dar con las imágenes esenciales que conforman su idea de belleza. Y lo hace de manera orgánica, a través de la respiración, de la piel, del tacto, de la calma, de la naturaleza, de la lluvia, del agua, de la tierra, de la raíz. Por eso estas canciones nos dan paz. Por eso estas canciones nos alivian. Por eso y porque Pedro. Por eso y porque Leo. También porque Gonzalo. Porque todo es búsqueda de la belleza en este nuevo álbum, desde la esencial composición hasta los elaborados arreglos de guitarra y la elegante y sobria producción final. Y esa idea de belleza nos cautiva y acaba también por ser la nuestra, porque nos llega desde dentro. Nos resulta familiar y cercana. Y la abrazamos. La vida es una suma de paradojas, decía al inicio. Como quien sale al exterior para entrar en sí mismo. Como quien entra en sí mismo para darse al exterior. Como quien decide asumir el riesgo que conlleva vivir contra corriente y basa su existencia en intuiciones. Y acierta, felizmente. Y nos las sirve.
Por: Juanlu Mora

NUEVO ALBUM

Las intuiciones servidas

Aquí puedes escuchar algunas canciones:

  • #
  • Pista
Comprar Disco

Reserva ya "Las intuiciones servidas"de Chico Herrera

“Las intuiciones servidas” nombre que da título a su último disco. Grabado en directo junto al guitarrista Pedro Pedrosa en el estudio de Gonzalo Lasheras y la producción musical de Leo Minax. Trabajo en el que ofrece todo un profundo y atrevido viaje a través de las emociones humanas, todo un recorrido que transita de forma sutil y amable a medida que se despliegan esas cálidas y sugerentes composiciones…
…Ya ha llovido mucho desde que aquel adolescente nacido en Córdoba, fascinado desde niño por la música brasileña (Toquinho, Caetano Veloso, Djavan, Tom Zê…) y también autores como Luis Pastor, Javier Bergia, Pedro Guerra o Silvio Rodríguez que fueron entre otros algunas de sus influencias, diera sus primeros pasos en la composición en 1997. Más tarde se dio a conocer acompañado de su gran e inseparable amigo y guitarrista Pedro Pedrosa en la sala “El Quiñón” de Córdoba, cuya actuación fue su primera grabación. En 2004 giro con el espectáculo “Contantes y Sonantes” junto a Héctor Urien uniendo cuentos y música. En los años siguientes realiza diversas giras viajando a Brasil, Argentina y Grecia con una obra del poeta heleno Cavafis.
En 2010 grabó en directo su primer disco “La era Gorgias” aunque salió a la luz un año después. Es el más reivindicativo y cuenta con la colaboración especial del músico de Madagascar Kilema.
En 2014 presenta “Mientras los semáforos siguen cambiando” arropado por enormes músicos que le inspiraron, que le llevaron de la mano hasta hoy. Su voz suena junto a las de Bergia, Luis Pastor, Ruibal o Javier Álvarez.
“Los seres imaginarios” (2016) es el título de su tercer disco, un trabajo basado en la obre d Jorge Luis Borges, en el que le acompañan la voz de Pablo Guerrero, Mario Díaz, la muscalidad de Kilema, Manuel Machado o el propio Leo Minax.
Cerrando una etapa de 15 años en 2018 se edita “La llamada del ombú” envolvente, íntimo y brillante. Un disco que recoge canciones de atrás interpretadas con la viveza de hoy.
Aunque en gran medida es autodidacta, estudió un curso de armonía en la Escuela de Músicos de Córdoba. Realizó varios talleres de composición musical con Javier Ruibal, taller de musicalización de poemas con Luis Pastor, diferentes masterclass con Pedro Guerra y el reconocido músico brasileño Djavan, creación musical con Javier Álvarez, composición y música brasileña con Toquinho. .

DISCOGRAFÍA

Sobre la era Gorgias

En 2010 grabó en directo su primer disco “La era Gorgias” aunque salió a la luz un año después. Es el más reivindicativo y cueta con la colaboración especial del músico de Madagascar Kilema.

Sobre Mientras los semáforos siguen cambiando

Va delgado, empujando el aire de la calle. Nadie sabe a dónde va. Sonríe siempre que te encuentra y se para a hablar contigo, como se paraba uno antes. Sin prisa, con una sonrisa generosa y sincera. Te cuenta siempre mil cosas. Habla de música, poemas y noches en las que dar la vuelta a todo. Siempre fue especial, siempre fue artista; desde niño, desde que lo recuerdo. Un músico extraño, constante, perfeccionista, humilde y alegre. Aun recuerdo aquel verano, rebuscando entre los manoseados libros de poesía de su hermano Rafa. A su hermano Javi enseñándole a tocar la guitarra; aquel día en el que me dijo que había compuesto una canción, y tímidamente la cantó; se llamaba “Arancha”. Fue la primera de muchas que fueron llegando. Después, su fascinación por la música, por cantautores como Pedro Guerra, Javier Bergia, Toquinho o Caetano Veloso, músicos que fueron poblando sus canciones de ecos que entraban y salían, del viejo Madrid, de Brasil, de África, del mundo. Otros músicos y amigos le han arropado siempre. Curro Rumbao, Antonio Romero, Kilema, Moñiz , Javier Herrera, y tantos otros. Pero especialmente Pedro Pedrosa. Su guitarra siempre estuvo a su lado, aportando la magia del jazz y el flamenco. La primera gabacion llegó en noviembre de 2002, en directo en la Sala El Quiñón, en Córdoba. La misma sala donde al año siguiente presentaría un homenaje al escritor argentino Jorge Luis Borges, llamado “Los seres imaginarios”. En 2004 giró junto a Héctor Urien con el espectáculo “Contantes y Sonantes” uniendo canción, poesía y cuentos. Ese mismo año homenajeo al eterno poeta, a José Ángel Valente, presentando los temas en el Teatro Cómico Principal de Córdoba. Aún resuena en mí la canción del poema de Ángel González “porvenir”, de aquellos días y que vino a quedarse para siempre. Su amor por la poesía, le ha llevado a participar en seis ocasiones en Cosmopoética, el encuentro internacional de poesía más importante de los que se celebran en España. En 2008, en este marco, presentó la adaptación de poemas de Pablo García Baena en uno de los actos centrales del certamen. También surgió de ahí su inmersión en la obra de Cavafis que le llevó a realizar una intensa gira por Grecia en 2005, acompañado por excelentes músicos griegos, presentándolo años después en el Teatro Góngora. En 2008 participó en la Noche Blanca del Flamenco y al año siguiente realizó una gira de 22 conciertos por Brasil y Argentina. En 2010, grabó en directo su segundo disco, en colaboración con el músico de Madagascar afincado en Córdoba, Kilema, grabado en el anfiteatro del Jardín Botánico de Córdoba. En 2014 presentó el disco que siempre había soñado, arropado por músicos enormes que le inspiraron, que le llevaron de la mano hasta hoy. Su voz suena junto a las de Bergia, Luis Pastor, Ruibal o Javier Álvarez. Como sonó siempre, en las madrugadas despiertas del sur; ecos débiles en una canción que nace de un acorde, como sin querer, como llegan los poemas. Como llega él. Por: Pablo Rabasco

Sobre los seres imaginarios

Chico Herrera hace diana ante un reto ambicioso. Mayor por tanto es su conquista. En este disco poblado de seres imaginarios, él ensarta de un sólo gesto dos polos. Con un estilo musical maduro y fluido, hace converger la densidad que Borges transita, con la luminosidad que él y su música irradian. En ese ejercicio de aproximar extremos, él deja la última palabra a la música. Sus temas caminan con una deliciosa y aparente sensación de ligereza. Chico nos coloca ante un canvas de personajes llenos de simbolismo. Tendiendo puentes, mostrándonos el paisaje que se extiende a ambos lados y bajándonos, en definitiva, la luna a las manos. Una entrada con arreglos de cuerda marca el arranque de este viaje sonoro por el universo mitológico de Borges, por el amplio espectro musical que pueblan las criaturas a las que Chico hace sonar en diversos registros. Pueblan sueños, paraísos, asfaltos, castillos y bosques. Lugares húmedos preñados de vida en proyecto y en proceso. La voz de Borges se espacia entre las cuerdas de la guitarra mientras el sonido del cello mece el aire y nos va llevando. "Sin miedo y sólo, sin miedo a nada, decide avanzar" dice el tema A bao a qu, y ese leit motiv resuena en todo el disco como un mantra. Más allá de los caminos trazados, más, muchísimo más allá, la Música, la buena música, escribe su historia en letras pequeñas; el tamaño en el que, como bien es sabido, se escribe siempre lo importante, lo insoslayable. Y este disco lo es. MÚSICA con todas las letras, y por encima de todas las etiquetas. No las precisa, las desborda. Si el tema inaugural suena a Jamaica, el marovany(instrumento de Madagascar con forma de maleta) de La casa de Asterión nos transporta hasta África con el sonido que le sacan las manos del músico Kilema, haciéndonos viajar por sacan las manos del músico Kilema, haciéndonos viajar por paisajes meridionales más cálidos. El trombón, la guitarra, la voz y el saxo, sirven de vehículo en este viaje que crece y se expande con Youwarkee, isla Descubierta.”Te descubrí sin querer lavando tus alas, mitad pájaro, mitad Ángel y entonces supe que contigo iba a casarme”. La voz de Chico Herrera se transfigura en la de Leo Minax en Hechos de tiempo, un tema que funciona como el hallazgo de un tesoro en una cueva; aún guarda más sorpresas: el incontestable recitado del cantautor y poeta Pablo Guerrero. De ahí al tono más funky de Odradek con el que atravesamos de nuevo el Atlántico rumbo sur, recuperando el verso de Borges con el sonido habanero de una trompeta maleconera que trae brisa cubana y argentina en el golpeo del contrabajo de Pedro Delgado. El jaleo del sur llega con la percusión, los coros y el saxo de Bahamut y Kuyata. Para adentrarnos por ritmos africanos en Hamadríada. Los Demonios espolea las ganas de directo, nos dice que estamos ante un disco que habría que disfrutar en vivo. No queda lugar a las dudas tampoco cuando escuchamos la voz de Chico, tan firme como sinuosa, discurriendo suavemente junto a la de Esmeralda Grao. Sus voces se buscan, se amoldan, se encuentran. Se dan. Se vierten y se pierden, para interpretar El doble arropados por la guitarra española de Pedro Pedrosa. Maravilloso sonido El devorador de las sombras, con un chapoteo evocador de esos seres maravillosos que Borges imaginaba, y sobre los que Chico escribe ahora haciéndonos sentir el hallazgo. Los dibujos de Josemaría Mejorada en la portada, dan forma a esos seres irreales, ponen el contrapunto pictórico a esta jungla por la que deambulan seres que no están al alcance de los ojos. Hay que desbrozar con la mirada la abigarrada selva para encontrarlos. El trazo negro atrapa de manera insidiosa la pupila. Obliga a buscar: Nada está en la superficie, todo la pupila. Obliga a buscar: Nada está en la superficie, todo tiene más capas, parece decirnos Borges. Todo convive en la experiencia vital, todo confluye, creemos escuchar a Chico. Más puentes, más extremos encontrados. Todos se condensan en esta gema musical que busca salir al mar para surcar latitudes y arribar a todas las orillas a las que debe su sabor y su brisa. Una suerte de tropicalismo cordobés (si es que algo así es posible en la meseta) devolviendo siempre la ligereza al paso. Entre los troncos del bosque ya vimos que hay seres que nos están mirando. Mejorada los describe certeramente con su trazo. Chico Herrera los dibuja poniéndoles color con su voz y su guitarra. Y todo suena en una armonía perfecta que enriquece la experiencia. Borges suena como él y como otro: “Je est un autre”, que decía Rimbaud o “Borges y yo” que dice el propio Borges cuando concluye “No sé cuál de los dos escribe esta página...” La de este disco la ha escrito Chico Herrera. Nosotros, confiados, nos dejamos guiar dentro de esa cueva ignota que nos propone con su música, descubriéndonos un territorio virgen para la conquista. Ávidos de seguir explorando, de pasar más tiempo entre sus grutas como abnegados buscadores de oro, persiguiendo sonidos con los que seguir soñando.
May Gañán periodista y artista

Sobre la llamada del ombú

A mí el Ombú me llamó hace 15 años ya, en 2002, cuando me cruce con él, alto, y tan fino que podías ver bailarle las canciones al través. Y como todos los niños me sentí tentado a subir al árbol de su gentileza, de su talento. Un Ombú generoso descubrí, lleno de ramas frondosas, de lugares donde descansar, de hojas sutiles y frescas, de movimientos armoniosos, de yemas como dedos largos, que punteaban sobre la brisa. De humanidad verde y parda, milenaria, de calladas sombras que acompañan siempre. Lo bueno del Ombú es que siempre está donde lo esperas, y eso es reconfortante. Uno busca el árbol porque precisa de él, y el árbol está. Y las canciones de antes y las nuevas melodías. El viaje del Ombú es el viaje del alma, y sin moverse de sí mismo visita parajes, hombres y mujeres, que se enriquecen con la mirada del Ombú, que también quisieran subirse a él, que los recibe con cariño reposado, con la emoción adivinada del movimiento lento, meditado, puro, real. Creo que el Ombú me llamará siempre, quiero que así sea, porque recostarse bajo su fino manto es regresar a casa.
Héctor Urién

RepertoriosCuenta con una gran variedad, algunas canciones no se encuentran bajo un título concreto que las englobe. Como ocurre en los poemas de García Lorca, Ángel González, Mario Benedetti, José Ángel Valente, Tomás Segovia, Fernando Pessoa, Rafael Herrera , José Saramago y canciones de diversa temática o instrumentales. En algunos conciertos se mezclan estas composiciones con algunas de repertorios cerrados, como los siguientes:
  • Flor tomada

      Trabajo encargado por el “Aula de las Artes” de la Facultad de Filosofía y Letras de Córdoba, que comprende nueve poemas del poeta italiano Ungaretti.

  • Sombras del Perú

      Conjunto de obras artísticas donde se unen la música, la fotografía y la pintura para acercarnos a otra realidad. Diferentes historias de niños y de sus familias en la ciudad peruana de Iquitos.

  • Homenaje a Antonio Machado

      Doce poemas de la extensa obra de Machado, forman este homenaje a la figura de este emblemático poeta. Dentro de ser representativos y característicos del autor, se intentó no elegir los más conocidos o por lo menos, los que aún no habían sido musicalizados. Dicha selección cubre diferentes etapas de la vida del autor, ofreciendo una puesta en escena original, a través de un actor que precede los poemas, narrando algún pasaje de su vida. Se logra de esta manera establecer un paralelismo entre su vida y su obra.

  • Placer

      Título que corresponde a los once poemas que ha musicalizado de Cavafis.

  • Rumor Oculto

      Título que corresponde a los siete poemas que ha musicalizado del cordobés Pablo García Baena.

  • Carretera, Fragmentos de identidad

      Trabajo realizado junto al poeta cordobés José Luís Amaro. Doce canciones que nacen con la lectura de los breves relatos del libro Carretera.

  • Contantes y sonantes

      Dúo junto al cuenta-cuentos Hector Urien. Música y cuentos. Un espectáculo que se puede enfocar tanto para niños como para adultos. Ya que hay diferentes repertorios según al público al que esté destinado.

  • Kilema

      Dueto con Kilema: Espectáculo con el músico de Madagascar, con el que ha compuesto canciones en las que se unen la música africana y la canción de autor.

Videos

En esta Playlist puedes ver varios vídeos de diferentes conciertos

Concierto en tu casa Ante tantas dificultades y asedios, decidí buscar una alternativa cercana, humana, íntima. Un espacio donde mostrar mis canciones en un ambiente distendido, para los que les apetece disfrutar de estos encuentros. Los espacios donde los vengo realizando son: patios, azoteas, huertas, librerías, salones de casas… cualquier lugar que se os ocurra, para regalarle o regalaros un cumpleaños diferente, o simplemente un día diferente con canciones en vivo, en casa, con amigos. Por experiencia he comprobado el clima excelente que se genera, noches especiales que quiero seguir compartiendo. Si te resulta atractiva la idea ponte en contacto y vemos cómo organizarlo, fecha, hora…con ganas siempre sale bonito. Sigamos encontrándonos, sigamos viviendo!
X
X
X
X
X